Subscribe to our newsletter

New call-to-action

Cómo los procesadores de atún aumentan su rentabilidad con una nueva tecnología de clasificación

El procesamiento de atún es exigente, complicado y laborioso. Normalmente requiere un gran volumen de mano de obra para la completa extracción de espinas y escamas, así como para realizar una correcta clasificación de la carne en función de su color y calidad. En estos casos el riesgo de errores humanos está siempre presente. Asimismo, en este proceso otros materiales extraños tales como fibras de ropa y cabellos de los trabajadores, pueden entrar en contacto con el producto.

How tuna processors are improving profitability with a new sorting technology

Tuna processing is demanding, fiddly, and hugely labor intensive. So many people are involved in removing bones and scales from the fish, and in separating the differing colors and qualities of meat, that the risk of human errors is ever-present. So too are the risks of worker-related foreign materials, such as clothing fibers and strands of hair, falling into the product.