Subscribe to our newsletter

New call-to-action

Cómo los procesadores de atún aumentan su rentabilidad con una nueva tecnología de clasificación

El procesamiento de atún es exigente, complicado y laborioso. Normalmente requiere un gran volumen de mano de obra para la completa extracción de espinas y escamas, así como para realizar una correcta clasificación de la carne en función de su color y calidad. En estos casos el riesgo de errores humanos está siempre presente. Asimismo, en este proceso otros materiales extraños tales como fibras de ropa y cabellos de los trabajadores, pueden entrar en contacto con el producto.

Sin embargo, actualmente existe una innovadora tecnología de clasificación óptica que automatiza el procesamiento del atún tanto triturado como desmenuzado. Esto permite hacer frente a los desafíos de los procesadores con una eficacia sin precedentes. Esta tecnología, única y desarrollada por TOMRA Food específicamente para esta aplicación, incrementa la seguridad alimentaria y la calidad del producto. Se trata por tanto de un nuevo ejemplo que demuestra el liderazgo de TOMRA Food en la “revolución de los recursos” que logra optimizar el aprovechamiento de los alimentos.

Para este nuevo desarrollo, TOMRA Food ha trabajado en estrecha colaboración con investigadores de una universidad belga y con varios procesadores de atún en Tailandia. Esto ha permitido renovar la clasificadora óptica GeniusTM de TOMRA. Junto a las tradicionales cámaras de alta resolución del modelo original se ha equipado a esta unidad con un nuevo sensor para pescado y marisco. Este sensor es capaz de detectar huesos, espinas, escamas y objetos diminutos que no pueden ser percibidos por el ojo humano o cualquier otra equipo de clasificación. El equipo de I+D de TOMRA junto con varios expertos en la industria, ha hecho posible el desarrollo de esta nueva tecnología, más precisa y fiable, idónea para un mercado cada vez más exigente.

genius-lowres

La clasificadora Genius ofrece mayor precisión que la de un equipo humano experto y trabaja más rápido. Esto elimina los tradicionales cuellos de botella que afectan al rendimiento de las plantas de procesamiento de atún. La clasificación automatizada reduce considerablemente la cantidad de personal y espacio necesario para el proceso y prácticamente duplica su capacidad, algo que resulta de especial interés en estos momentos donde resulta fundamental prevenir la propagación del COVID-19. Además, minimiza la interacción humana con los alimentos.

Cabe destacar que, tras la pandemia el uso de estos equipos continuará siendo ventajoso. Sin duda cada día resulta más difícil reclutar y retener al personal encargado de este tipo de tediosas funciones. Además, a medida que la legislación laboral se vuelve más estricta y que las multinacionales dan respuesta a las preocupaciones de los consumidores sobre las condiciones de trabajo en sus cadenas de suministro, resulta clave reducir su dependencia del equipo humano.

COLOURBOX32445641

Thai Union ha sido uno de los primeros usuarios de la Genius con el nuevo sensor para pescado y marisco. Se trata del mayor procesador de atún enlatado a nivel mundial. Su planta, ubicada en Tailandia, ha comprobado ya las múltiples ventajas de la nueva tecnología de TOMRA Food. Su director de producción, Wilaiphan Sangkaphan, explica: “Nuestra planta procesa atún que normalmente contiene de 3.000 a 5.000 piezas de espinas y huesos por cada 100 kg. Retirar los huesos manualmente, requería el trabajo de 40 personas por hora para producir 600 kg de producto final listo para su venta. Ahora, gracias a la clasificadora Genius solo necesitamos de 10 a 15 personas para lograr una producción de aproximadamente 900 kg por hora. Así, los costes laborales se han reducido entre un 60% y un 75%, mientras que la productividad ha aumentado un 50%."

Finamente, destacar que otra de las grandes ventajas que aporta la nueva Genius es la significativa reducción de producto que antes se descartaba como desperdicio. En Thai Union, la máquina rechaza entre el 8 y el 15% del atún que clasifica. Se ha demostrado que si se hace una segunda pasada, la Genius recupera el 5% de la carne blanca descartada en el proceso anterior. Las ventajas y resultados son por tanto excepcionales y permiten recuperar el coste de la inversión en tan solo 6 meses. ¡No hay que ser un genio para ver las ventajas de la Genius!

 

 

Topics: Equipment & Technology, Seafood

Marijke Bellemans

Written by Marijke Bellemans

Marketing Communications Manager - TOMRA Food